8.1 C
Bilbao
miércoles, febrero 21, 2024
InicioNoticiasProcesado por Altas Presiones o HPP: una forma suave y sin necesidad...

Procesado por Altas Presiones o HPP: una forma suave y sin necesidad de aditivos para conservar alimentos

Date:

Related stories

Icone della Moda Italiana: Da Versace a Prada

L'Italia è indiscutibilmente uno dei centri mondiali della moda,...

Vivere la ‘Dolce Vita’: Una Guida allo Stile di Vita Italiano

Lo stile di vita italiano, spesso chiamato la 'Dolce...

Mastrare l’Arte della Pasta Fatta in Casa: Una Guida Passo per Passo

La pasta è uno dei piaceri culinari più amati...

La Bellezza dei Borghi Costieri Italiani: Guida per i Viaggiatori

L'Italia è famosa per le sue incantevoli località costiere...

Los consumidores somos muy exigentes: buscamos alimentos que duren cada vez más, que sean lo más naturales posibles y, además, seguros. En los últimos años, y para dar  respuesta a todas estas exigencias, la tecnología se ha perfilado como una gran aliada, sobre todo la que mejora la conservación de los alimentos.

Aquí entra en juego el procesado por altas presiones (HPP), una técnica en auge en los últimos años que responde a una tendencia hacia lo natural y una alternativa al uso de conservantes. ¿En qué consiste este tratamiento de conservación más suave?

Las nuevas tecnologías basadas en altas presiones son una  eficaz alternativa a los tratamientos tradicionales de conservación de alimentos como la pasteurización y la esterilización. El procesamiento de alta presión (HPP) se basa en un solo elemento: la presión hidrostática o presión de agua. No se usa ni calor ni conservantes

El tratamiento HPP consiste en aplicar, sin aumentar la temperatura (5ºC-20ºC), un alto nivel de presión isostática transmitida por el agua durante unos minutos. El objetivo es eliminar microorganismos, patógenos y reducir el deterioro, para prolongar la vida útil de los alimentos como alternativa a los tratamientos térmicos y el uso de aditivos. 

Esta técnica evita sobrecalentar y repasteurizar los alimentos, es más como «un producto recién hecho en casa», admite Carole Tonello, experta internacional en Altas Presiones y directora Comercial y de Aplicaciones de Hiperbaric, empresa de referencia mundial en tecnología de altas presiones.

Esta tecnología no altera ni el valor nutricional ni la cantidad de vitaminas o antioxidantes pero sí garantiza la seguridad del producto. Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), esta tecnología no presenta ningún problema de seguridad microbiana o química de los alimentos en comparación con otros tratamientos aplicados a los alimentos.

Los parámetros de presión / temperatura dependen del tipo de alimento y de la flora bacteriana a inactivar. Durante el tiempo establecido, la mayoría de los microorganismos que pueden causar intoxicación y deterioro de los alimentos mueren. Cuando se completa el ciclo de presión, el recipiente se despresuriza, se abre el recipiente y se retira el producto.

La naturaleza esencialmente no térmica de esta técnica la convierte en un excelente proceso para conservar las características más frescas de los alimentos, lo que permite conservar la mayoría de los alimentos con efectos mínimos en el sabor, la textura, la apariencia o el valor nutricional. 

El tratamiento a presión se puede usar para procesar alimentos líquidos y sólidos. Es particularmente útil para alimentos crudos, cuando la retención de características frescas es importante pero solo si están ya sellados en su envase final, que pueden ser envases flexibles como botellas de PET o bolsas de vacío. 

Por tanto, proporciona un medio para conservar la calidad al tiempo que evita la necesidad de tener que aplicar tratamientos térmicos excesivos o conservantes químicos. 

Los alimentos tratados con esta técnica incluyen tanto líquidos como sólidos: productos preparados listos para consumir, zumos y bebidas, productos de aguacate, productos cárnicos, pescados y mariscos, salsas, productos vegetales y fruta, alimentación infantil, productos lácteos e incluso alimentos para mascotas.

En el caso de los bivalvos  como mejillones, ostras, bogavantes o cangrejos se aplican presiones más bajas para abrirlos y extraer la carne; se envasan y se congelan y se destinan sobre todo a la restauración. 

Algunos de las principales ventajas de aplicar el procesamiento a alta presión son:

La ley no obliga a poner en la etiqueta este proceso porque es un tratamiento suave. En algunos casos el producto puede ir acompañado de un logo.

Igual que ocurre con otros métodos de procesamiento de alimentos, HPP tiene ciertas limitaciones. 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Latest stories

Bilbao Noticias